Libros de Cábala clásica

Los “grandes” libros de la Cábala, también tienen debate entre los investigadores acerca de la fecha de creación e inclusive en algunos casos los propios autores. Sea como fuere, una de las dificultades para realizar un histograma correctamente es que, en la antigüedad, la Cábala era una sabiduría no escrita –como hemos comentado antes– que se transmitía solamente de maestro a alumno. La segunda dificultad radicaba en que sólo se estudiaba en círculos muy cerrados de eruditos, en absoluto secreto. El ocultismo era mantenido por propia voluntad, así como por la animadversión política y/o religiosa de cada época –incluso el judaísmo–. En cualquier caso, es un sabiduría antigua o muy antigua.


Desde un punto de vista intelectual, estos son algunos de los libros más influyentes de la Cábala antigua y medieval que forman el “cuerpo dogmático” de la Cábala predecesora a la Cábala contemporánea/moderna:


El Sefer Yetzirah


Autoría –4 teorías–:

Siglo XVIII a.C., atribuido a Abraham o plasmado la tradición oral de este.

Siglo II a.C., autor desconocido.

Siglo I, atribución a Yosef ben Uriel.

Siglo I, atribución a Akiba ben Losef.

Contenido:

Entendible para cabalistas.

La presentación del texto es dogmática.

Cosmogonía y cosmología.

Se inspira en ideas y conceptos astrológicos y cosmogónicos especialmente procedentes del gnosticismo.

El judaismo se dota de una nueva manera de explicar la Creación.

Poder de las letras del alfabeto arameo/hebreo.

Dios había creado al hombre y lo había hecho a imagen y semejanza suya, este también podía, pues, crear.

Aparece por primera vez el concepto de Sefirot y Árbol de la Vida.


El Bahir


Autoría –2 teorías–:

Siglo I, atribución a Rabí Nehunia ben hakana.

Desconocido.

Contenido:

Entendible para cabalistas.

Primera parte,  «El primer verso de la Creación», se brinda una explicación de la primera parte del Génesis.

Segunda parte “Aleph–Beth”, se dan enseñanzas sobre el significado esotérico de las letras hebreas.

Tercera parte, «Las siete voces y las Sefirot», se trata sobre la «voz» divina.

Cuarta parte, «Los diez Sefirot» se habla sobre el porqué del nombre «Sefirot» y su naturaleza.

Quinta parte, «Misterios del Alma», se trata, entre otros asuntos sobre la reencarnación.


El Zohar 


Autoría –2 teorías–:

Siglo II, atribución a Shimon bar Yojai.

Siglo XII, atribución a Mosé ben Sem Tob de León.

Contenido:

Entendible para cabalistas.

Libro central de la Cábala.

Está comprendido por exégesis (Midrashim) bíblicas (la Torá), organizadas según la porción semanal de lectura de  (la parashá semanal).

El Zohar está dividido en tres cuerpos centrales:

El Zohar original,

Los “Senderos de la Torá” (Sitrei Torá) y el “Comentario Desaparecido” (haMidrash haNe’elam),

Re’ia Mehimana y “Arreglos” (Tikunim).


La Torá


Autoría –3 teorías–:

Siglo XIV a.C., atribuido a Moisés.

Siglo XIV a.C., por entrega “divina” a Moisés.

Desconocido

Contenido:

Los libros que forman el Pentateuco son:

Génesis — Bereshit, «En el comienzo»

Éxodo — Shemot, «Nombres»

Levítico — Vayikrá, «Y llamó»

Números — Bemidbar, «En el desierto»

Deuteronomio — Devarim, «Palabras»/»Cosas»/»Leyes».


Los teólogos judíos, así como los cabalistas, afirman que la Torá (pentateuco o Antiguo Testamento para los cristianos), dispone de 4 niveles de interpretación:

1 Peshat es la interpretación simple o literal.

2 Remez es el conjunto de pistas y alusiones.

3 Midrash es el significado más profundo.

4 Sod es el significado secreto, oculto o místico.

Los cabalistas estudian y analizan desde hace siglos la Torá en su “versión” Sod, es decir, secreta u oculta, intentando revelarlos. Para ellos, la Torá es un libro/conocimiento de procedencia “divina” o “extrahumana”, escrito en un código oculto por una inteligencia o energía superior –algunos lo denominan Dios, Creador o Ein Sof que es infinito en hebreo–, donde están todos los secretos de como funciona el universo, así como sus leyes, al margen de que las religiones posteriormente lo usarán como corpus nuclear de interpretación religiosa –judaísmo, cristianismo e incluso parte del islamismo–.